psicologia    guía de psicología

enviar a un amigo | imprimir  
 
Web www.guiadepsicologia.com
Clínica Infantil Mayores Autoayuda Trabajo Sexualidad

Tratamiento de la Enuresis

El aprendizaje del control urinario se suele adquirir entre los tres y los cinco años. Este es un complejo proceso de aprendizaje en el que el niño debe ir adquiriendo diferentes habilidades:

  • Desarrollo neuromuscular (capacidad para ejercer un control voluntario sobre nuestros músculos)
  • Tomar conciencia de las señales de nuestro organismo que indican la necesidad de orinar
  • Inhibir (o “aguantar el pis”) hasta que exista un lugar apropiado para orinar
  • Orinar de forma voluntaria: relajación de los esfínteres

Una vez que el niño domina este proceso por el día, será necesario que lo logre también por la noche y este último paso será más complicado debido a que darnos cuenta de las señales de nuestro organismo es más difícil cuando estamos dormidos.

Cuando este proceso no se aprende de una forma natural y el niño no logra el control urinario hablamos de enuresis y será necesaria la intervención de un profesional que guíe a los padres y a sus hijos en el aprendizaje más explícito del control del reflejo urinario.

Lo primero que va a hacer el profesional será valorar la existencia de posibles problemas médicos que justifiquen la falta de control urinario. En la mayoría de los casos el problema será exclusivamente psicológico por lo que será un Psicólogo Clínico quien lleve a cabo el tratamiento.

El tratamiento va a consistir en enseñar al niño las pautas adecuadas para controlar el reflejo de orinar por el día y por la noche, así como asesorar a los padres en el comportamiento que deben adoptar ante el problema. Alguna de las intervenciones más eficaces y frecuentes que se utilizan en el tratamiento psicológico son:

aparato pipi-stop
Método de la alarma:
Es un método sumamente eficaz. Consiste en la colocación de un aparato llamado pipi-stop cuando el niño se va a dormir. El aparato es sensible a la humedad y se activará con un intenso sonido ante las primeras gotas de orina. Este sonido va a provocar que la orina se interrumpa y el niño se despierte. La repetición de esta secuencia va a producir que el niño asocie las señales corporales del inicio de orina con la acción de despertarse y al cabo de las noches el niño se despertará antes de que el aparato suene, evitando así, mojar la cama y adquiriendo el hábito del control del reflejo de orinar.
Entrenamiento en retención voluntaria:
Consiste en la ejercitación de los músculos del esfínter que controlan la retención de orina.
Entrenamiento en cama seca:
Consiste en enseñar al niño las pautas correctas durante la noche: despertar, retener la orina, levantarse de la cama, ir al water, etc.

Serán frecuentes otras indicaciones como son:

  • Sobreingesta de líquidos: Dar de beber al niño más de lo normal para que necesite ir al baño con frecuencia va a acelerar el aprendizaje ya que conlleva que el niño entrene sus nuevas habilidades con más frecuencia.
  • Premiar los pequeños avances
  • Evitar castigar o reñir cuando el niño no controle la orina

Generalmente, el tratamiento psicológico de la enuresis es rápido y muy eficaz siempre que se sigan las indicaciones del Psicólogo en todo momento. Es importante no interrumpir el tratamiento ante las primeras noches que se consigue que el niño no moje la cama para evitar las recaídas. El tratamiento puede resultar muy molesto para los padres debido a las numerosas interrupciones de sueño que serán necesarias, sin embargo, merecerán la pena.





Otros artículos de Guia de Psicología relacionados

- Primeros indicadores de la alta capacidad intelectual
    Ya en la primera infancia pueden aparecer indicadores de precocidad intelectual que pueden estar detrás de una superdotación intelectual
- Tratamiento de las Disfasias
    El tratamiento psicológico de las disfasias va a consistir en un programa individualizado con el objetivo de que el niño aprenda a comunicarse.
- Tipos de Tartamudeo
    El tartamudeo se puede presentar de tres formas: por repeticiones, por bloqueos o por prolongaciones. Estas formas de tartamudeo pueden darse de forma aislada o combinada.



Copyright Guia de Psicologia. Todos los derechos reservados.